Nuestros autores: José Pastor

José Pastor

José Pastor nació en 1967. Después de dar vueltas y vivir por media España, desde hace unos cuantos años reside de manera continuada en Andalucía. Colaborador de la mítica Ediciones RaRo, sus poemas han aparecido en numerosas revistas, fanzines y publicaciones literarias, donde siempre ha destacado por su voz poética, descarnada y ácida, preñada de vivencias y actitud. José Pastor ha sido antologado en Negra flama: poesía antagonista en el estado español y mantiene un blog, Libros y aguardiantes, donde reseña sus lecturas y publica habitualmente sus poemas. Alguien tiene que limpiar la mierda, publicado por Ediciones RaRo, y El ruido de los cuerpos al caer, editado por Groenlandia en formato digital, son sus dos poemarios anteriores a Cuaderno de veredas, publicado por Piedra Papel Libros en febrero de 2016.

Novedad: Piedra Papel Libros publica “Cuaderno de veredas”

Cubierta

Cuaderno de veredas, de José Pastor, es el tercer libro de nuestra colección de poesía, Caja de Formas. Dietario poético del autor, superviviente nato y poeta visceral donde los haya, el libro de Pastor recorre el laberinto de una existencia amplia, profunda, exigente y autorreflexiva, donde la poesía juega un papel de primer orden de cara a confrontar la precariedad del día a día y su manifiesta estrechez.

Como todos los libros de esta colección, Cuaderno de veredas tiene un precio de 7€ y está a la venta a partir de ahora. Como siempre también, los pedidos de librerías, distribuidoras y particulares se pueden hacer a nuestra dirección de mail: piedrapapellibros@gmail.com. Os recordamos que no hay gastos de envío y que el pago se puede realizar, preferentemente, vía PayPal o ingreso en cuenta.

Si queréis conocer más datos sobre esta edición, podéis visitar la página de nuestro catálogo:

https://piedrapapellibros.com/nuestro-catalogo/

Acercamiento a Maréchal

SYLVAIN MARECHAL

Bajo mi punto de vista, encontrar referentes del movimiento libertario, explicitado como tal, anteriores a 1872 (fecha del Congreso de St. Imier) es harto aventurado, cuando no peligroso. No obstante, pesan mucho las consideraciones que, por ejemplo, a propósito del caso que nos ocupa, Sylvain Maréchal, hicieran en su día el mismo Kropotkin o Max Nettlau. Para el primero, el francés sería el único referente ácrata cuya acción política puede considerarse como tal durante el periodo de la Revolución francesa.

Sea como fuere, a Maréchal se le conoce, principalmente, por su trabajo en pro de una sociedad laica, alejada también de conceptos sacralizados, y por su férrea oposición a cualquier poder instituido e instituyente. En ese sentido, y como una consecuencia de lo anterior, es más que interesante -a la par que polémica- su idea (votada en el parlamento “revolucionario” francés) de formar una legión de tiranicidas capaz de poner en jaque a las distintas autocracias de la época.

Nos encontramos, pues, ante una figura polémica, raramente conocida en el contexto del anarquismo ibérico, que anticipa algunos debates sostenidos con especial crudeza en el seno del anarquismo durante buena parte de los siglos XIX y XX (especialmente, el de la utilidad/oportunidad del magnicidio). El libelo de Piedra Papel Libros, editado cuidadosamente pero al que no le hubiera sobrado una pequeña introducción al texto, toma como base un artículo de Erwan (militante de la Federación Anarquista Francesa) que ya fue publicado en su día por la cabecera Tierra y Libertad, y que, no cabe duda, puede servir de excelente acicate para conocer la vida y obra del revolucionario francés.

Salvador Ortiz

Fuente: http://www.portaloaca.com/opinion/11462-acercamiento-a-marechal.html

Reseña de “El espíritu corporativo”

Captura de pantalla 2016-02-10 18.45.12

La editorial independiente Piedra Papel Libros publicaba en el año 2014 un magnífico ensayo del escritor anarcoindividualista francés Georges Palante bajo el título El espíritu corporativo. Este texto, editado en formato fanzine y traducido por Canek Sánchez Guevara, presenta un análisis y crítica sobre los orígenes de lo que hoy conocemos como corporativismo. El autor explora este concepto a través del estudio de la conciencia individual y colectiva, así como los diferentes comportamientos humanos en función de la pertenencia o no a un grupo.

Esta idea de la conciencia colectiva y su crítica desde “la mayoría nunca tiene la razón” es examinada en obras como Un enemigo del pueblo de Henrik Ibsen o los estudios sobre masa y élite de Ortega y Gasset en España invertebrada. Tiene también su reflejo en la pieza teatral de Unamuno La esfinge y conecta directamente con Historia de un alemán de Sebastian Haffner donde colectividad y camaradería se asocian al nacimiento y germen del nazismo.

La función original de la palabra corporativismo hace referencia a la existencia de una solidaridad entre miembros de un mismo grupo profesional como bien señala el autor. Sin embargo hoy en día este espíritu corporativo toma una acepción negativa tras el intento (por parte de la directiva de grandes corporaciones) de expandirse entre todos los trabajadores de una misma empresa y así mitigar los efectos negativos derivados de las pésimas condiciones contractuales y salariales de los pertenecientes al precariado en contraposición a las altas retribuciones de los componentes de la generación del baby boom que ocupan cargos en esas mismas empresas.

Estas teorías corporativistas y demás estupideces de motivación del empleado (misión-visión, enseñanza de valores de cultura empresarial) fueron ideadas en escuelas de negocios de todo el mundo pensadas para estimular e impulsar el ánimo de los trabajadores mientras la política de empresa se resumía en presionar los salarios a la baja y aplicar el despido libre.

El texto finaliza señalando los perjuicios derivados de la sumisión del individuo a la resignación moral del grupo,  todo un canto al individualismo y al libre pensamiento “donde reside el verdadero ideal moral“.

Fuente: http://www.nolensvolens.es/el-espiritu-corporativo/